Invertir en Canarias

Canarias tiene un Régimen Económico y Fiscal diferenciado del resto de territorios de la Unión Europea, motivado por sus especiales circunstancias de insularidad y ultraperificidad, que se concreta en una serie de beneficios fiscales y que convierten a las islas en un zona especialmente atractiva para la inversión tanto extranjera como local.

Nuestros abogados tienen gran experiencia en la aplicación práctica de este tipo de ventajas fiscales y en las interpretaciones que de las mismas está efectuando, desde la administración; la agencia tributaria y el Tribunal económico Administrativo, así como en vía judicial El Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Principales Beneficios Fiscales:

La Zona Especial Canaria más conocida como la ZEC, permite a las empresas que cumplan determinados requisitos de inversión y creación de puestos de trabajo, reducir considerablemente el tipo impositivo del Impuesto que grava el beneficio empresarial pudiendo llegar a tributar a un 4% en el Impuesto sobre Sociedades (en lugar del 30% del Régimen General).

La Reserva para Inversiones en Canarias (RIC), permite una importante reducción de la base imponible de los impuestos que gravan en beneficio, por la parte del beneficio no distribuido que puede alcanzar hasta el 90% de los mismos.

Exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados por la constitución, ampliación, y por la adquisición de bienes de inversión.

Canarias se encuentra fuera del territorio de aplicaciones de IVA, por lo que funciona en sus transacciones con el resto de territorios de la Unión Europea como un tercero. En su lugar se aplica el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) que tiene un tipo general del 5%, aplicación nula a determinados productos y servicios como telecomunicaciones o por la adquisición de bienes de inversión, así como limitación por volúmenes de operación.

Bonificación fiscal en el Impuestos que grava el beneficio empresarial del 50% del beneficio obtenido por la venta de los bienes corporales producidos en Canarias.

Zonas Francas (Free Zone) de Tenerife y Las Palmas. Permiten a las empresas depositar sus mercancías en ellas, sin pagar impuestos, arbitrios o aranceles, difiriendo el pago hasta el momento de su entrada definitiva en Canarias o quedando exentos en caso de reexportarse a otros territorios. Las empresas instaladas en las zonas francas canarias también pueden acogerse al conjunto de beneficios que el REF ofrece.

Si precisa más información puede remitirnos su consulta por correo electrónico en info@opcionjuridica.com o llamarnos al 822023858.

Asesoramiento